jueves, 10 de agosto de 2017

Exquisito brunch en el mítico ferry

El pasado domingo, estuvimos visitando un local nuevo para nosotros El Ferry y fue todo un descubrimiento. Para mi gusto, de los mejores que he visitado últimamente y creédme que son muchos.
El Ferry se asienta en  el madrileño barrio de Chamberí. Un local de los de toda la vida pero con un toque de lo más personal. Su amable dueño, Pepe Nieto, fue el encargado de rescatar este original local hace ya unos años. Restauró cuidadosamente el espacio, respetando al máximo su estética original. Así pues, permanecen elementos decorativos como los baldosines azules, las mesas ancladas a la pared, las lámparas de los años treinta y la  barra de aluminio. El conjunto resulta muy acogedor y fresco, con guiños a los antiguos diners Neoyorkinos. La influencia de la cultura americana, tanto en el local como en la comida que se sirve, viene dada por los 16 años que Pepe vivió y cocinó en las cocinas Neoyorkinas.
Su gran baza es la originalidad de los platos, su sabor y huir de las complicaciones estéticas. Pepe prefiere la autenticidad antes que los adornos superfluos y eso se agradece por que no se traduce en precio elevados y en ínfimas cantidades de comida.
En el Ferry se sirven platos tan originales como: el Momofuku de cerdo braseado, inspirados en los Char siu bao un aperitivo japonés, el Ragoon de langostinos,  Maryland crab cakes pasteles a base de cangrejo, Fish and chips, Hamburguesa de kale, mejillones al estilo Moules Marinières o el típico Buttermilk Fried Chicken americano, las Croquetas Panko o el Cazón & Chips. Tampoco faltan las clásicas hamburguesas. Y todo ello a un precio más que interesante y con una calidad muy por encima de la media.
 Además, cada día se elabora un menú que, en otro restaurante, sería parte de la carta de especialidades.  Platos como: ensalada de Kale, crema Fría de Alubias Negras con Feta, lomo de Merluza Povenzale, ensalada de Bacalao y Berenjenas, sopa Fría de Arándanos, Yogurt y Lima, American Meat Loaf, Salmón Grill con Beurre Blanc de Mango,Raviolis Caseros de Carrillera forman parte del menú diario del , ¿apetecibles verdad?
Los menús diarios y sus variaciones, se van publicando en su pagina de facebook.
En cuanto a lo que nosotros tomamos fue el brunch completo de los fines de semana compuesto por: una cesta de bollería con café o infusión, un plato salado a elegir entre: hamburguesa de buey, huevos Benedictinos, tortilla rellena de champiñones, calabacín y queso cheddar, acompañado con unas deliciosas hash brown (tortillitas de patata con cebolla), patatas fritas o patatas cocinadas con pimiento y pimentón. Además te sirven un rico Bloody Mary, una Mimosa o zumo de naranja natural. Todo ello seguido por un postre casero como la riquísima tarta de lima, las tortitas de arándanos o la French toast. Más a abajo os dejaré la carta completa del brunch donde podréis ver los diferentes platos para elegir.
Por si fuera poco, en El Ferry les gusta cuidar todos los detalles y el segundo sábado de cada mes, amenizan el brunch con una banda que toca en directo jazz y, tengo entendido, que más de una vez y, cuando el tiempo se lo permite, Pepe se lanza y coge el saxo y se une al grupo para tocar un melódico jazz.
Deciros que la experiencia fue genial, Miru entró sin problemas (si es un perrete más grande consultadle). Pepe nos atendió súper bien, me pareció una persona humilde y encantadora. Los demás camareros tuvieron un trato correcto y el servicio fue bastante rápido.

¡Y por hoy es todo! Espero que os haya gustado y que visitéis El Ferry y así nos contáis vuestra experiencia.
Un abrazo a tod@s y disfrutad de otro soleado día de agosto.

Imprescindible hacer reserva para el brunch.

Horario Brunch: sábados de 12:30 a 16:30 y domingos de 11:00 a 16:30.
Horario restaurante: de martes a domingo, de 11 a 17:30h y de 20 a 0:00h
Dirección: Sandoval, 12
Teléfono: 91 447 28 88

Página web y Face: http://elferry.com/site/

https://www.facebook.com/ElFerryMadrid/






























































 

viernes, 4 de agosto de 2017

Pudding de chía, plátano y manzana

































Hola ami@s!! qué calor estamos pasando ¿verdad? Nada más que nos apetecen cositas frescas. Ya sabéis que es muy importante la hidratación y comer mucha verdura y fruta fresca y, a veces, no nos apetece demasiado. Por eso os propongo este tipo de pudding, especialmente para desayunos y meriendas. Además, los podemos llevar a donde queramos metidos en tarros con tapa, así que ¡¡ no hay excusa para no cuidarse y alimentarse bien!!

Hoy os enseño a hacer un Pudding de chía con plátano y manzana, pero se puede hacer con mil variaciones que ya iré publicando.
Está listo en cinco minutos (excepto la gelatinización de la chía) y de verdad que son ricos y nutritivos.

Ya sabéis que la chia no contiene gluten, es apta para toda la familia, es rica en Omega 3, antioxidantes y fibra. Perfecta para solucionar problemas de estreñimiento, es saciante y regula los niveles de colesterol en sangre por nombrar solo algunas de sus múltiples propiedades.

Me ha comentado mucha gente que tiene reparo a comer de esta manera la chía por el sabor gelatinoso pero, la verdad, es que mezclada con la crema de plátano y manzana apenas se nota esa textura. Los que seáis de esa opinión, no perdéis nada por probar y ¡lo mismo os lleváis una sorpresa agradable y os hacéis adictos a este tipo de preparación!.
¡Vamos a ver cómo se prepara!


Ingredientes para un pudding:

-1 plátano maduro.
-Media manzana.
-5 cucharadas de leche de coco muy fría.
-Medio vaso de leche vegetal.
-3 cucharadas de chía.
-Canela y pistachos.


Elaboración:

Previamente, mezclamos la leche vegetal con las tres cucharadas de semillas de chia y dejamos la mezcla en el recipiente que vayamos a usar toda la noche o un mínimo de seis horas en la nevera. Ponemos el bote de leche de coco en la nevera también para que  esté bien fría.
Al día siguiente, pelamos el plátano, la manzana y los trituramos con la leche de coco en una batidora potente.
Ponemos la mezcla encima de las semillas de chía ya gelatinizada, picamos unos pistachos y espolvoreamos con canela en polvo. Servimos muy frío.

Un abrazo a tod@s y a aquellos que estéis de vacaciones ¡disfrutadlas a tope!






martes, 1 de agosto de 2017

Brunch contundente en el Carmencita Bar

En otra de nuestras salidas por Madrid para tomar el brunch nos decantamos por el ya archiconocido Carmencita bar. Tuvimos que hacer reserva con anticipación ya que el local se llena y, además, es muy pequeñito por lo que siempre os sugiero que si vais con perretes, a parte de avisarlo, intentéis ir pronto.
Lo primero que me llamó la atención del local fue la gran afluencia de público y el ambiente  joven y distendido que se respira. A pesar de su tamaño, en ningún momento nos encontramos agobiados o incómodos y considero que es  un muy buen lugar donde pasar un rato agradable con tus amigos. El local está decorado con motivos vintage y con mezcla de colores y mobiliario  de diferentes estilos, algo muy habitual últimamente por los locales del centro de Madrid..
Carmencita bar es muy cosmopolita, por lo general siempre hay gente de muchos lugares del mundo, de hecho, tienen un intercambio de idiomas los martes por la noche donde aprender y pasar un rato entretenido.
El servicio nos gustó mucho, camareros rápidos y encantadores, mantiene la calma en todo momento a pesar del bullicio y son verdaderamente efectivos y eficaces.
De martes a jueves se sirve un menú del día con opción de brunch, hamburguesas o ensaladas por 10 € y los viernes, sábados, domingos y festivos se sirve el brunch de fin de semana.
Tenemos pendiente volver a probar las famosas hamburguesas de Carmencita Bar que dicen que están buenísimas.
Elegimos el domingo para visitar el local y tomamos el brunch con sus riquísimos y más que generosos huevos Benedictine.
En el brunch se puede elegir los que vienen dos unidades (en mi caso los pedí de salmón y aguacate acompañados de ensalada y otro de mis acompañantes  pidió los dos huevos con bacon y patatas hash brown): También hay un brunch con huevos triples que como podéis ver en la foto son para comensales con estómagos potentes. Todo ello acompañado de zumo de naranja y café o infusión, más el postre que en nuestro caso fueron una rica tarta de chocolate y otra jugosa de zanahoria.
Más abajo os dejo todas las cartas para que veáis las diferentes opciones que hay.
Todo estaba muy rico. La salsa de los huevos muy buena, algo menos grasa que la salsa holandesa convencional. Las hash brown riquísimas y las tartas estupendas.
La verdad es que es un brunch contundente y después os aconsejo andar un poco para bajar las miles de exquisitas calorías consumidas, pero un día es un día, ¿verdad?. Os animo a visitar el Carmencita Bar, fueron muy amables con Miru y por supuesto con nosotros también. Un local sin florituras ni postizos que triunfa por su buen hacer y su simpatía.

Aquí abajo os dejo el resto de fotografías.

Un saludo ;)

E-mail
carmencita@carmencitabar.com
Teléfonos
915 23 80 73
679 183 399
Dirección
Calle de San Vincente Ferrer, 51
28015 Madrid
Horario
12h – 17h / 19h – 2h : Martes – Viernes
12h a 2h:  Sábado
11h a 17h: Domingo
Cerrado: Lunes


Página web: http://www.carmencitabar.es/

Página Facebook: https://www.facebook.com/carmencitabar





 Miru relajado y feliz esperando a ver si nos convencía con su carita de que le diéramos un poco de los huevos...


Parte del mobiliario que decora el Carmencita Bar

martes, 25 de julio de 2017

Pan de molde integral de espelta con masa madre y semillas

Buenos días amig@s. Volvemos con otra rica receta de pan natural hecho en casa de forma artesanal y con masa madre, sin aditivos, colorantes y con tiempo, que es lo que requiere el pan con una buena fermentación que lo haga más digerible.
De nuevo me he decantado por la harina de espelta, con su ligero sabor a nuez para elaborar este pan semi-dulce con semillas. Aparte del sabor, la espelta es nutricionalmente muy distinta del trigo. Es mucho mas digerible, y contiene menor proporción de gluten y, aunque sigue sin ser apta para celiacos, es cierto que mejor tolerada por personas sensibles al gluten o con problemas digestivos. Además contiene un alto porcentaje de proteína de alto valor biológico, conteniendo aminoácidos difíciles de encontrar en otros cereales como la lisina. Es fuente también de minerales y vitaminas del grupo B. Todo ello ha hecho que la espelta esté tan de moda, después de casi desaparecer su cultivo, afortunadamente se está recuperando y está altamente valorada. Yo uso siempre ecológica, sale bien de precio y me garantiza la máxima calidad.
No os entretengo más y pasamos a ver cómo se realiza este maravilloso pan ideal para el desayuno.

Ingredientes:

-250 ml de bebida vegetal ó leche (ver comentarios).
-35-40 g de ágave más un poco para pintar el  pan.
-25 g de aceite de coco en estado líquido.
-200 g de Masa madre activa.
-150 g de harina de espelta blanca.
-250 g de harina de espelta integral.
-10 g de sal del Himalaya.
-90 g de semillas variadas (lino dorado, pipas girasol, pipas de calabaza, sésamo, chia.....).

Preparación:


Lo primero es juntar los ingredientes en un bol y mezclarlos bien con una espátula. Añadimos los sólidos primero (excepto las semillas)  después los líquidos y trabajamos la masa hasta que estén bien ligados. Este proceso se puede llevar a cabo en una panificadora o amasadora, pero sin abusar solo unos 10 minutos ya que el calor que aporta la máquina no beneficia a la masa. Dejamos reposar y volvemos a amasar otros 10 minutos.  Después de este amasado, yo utilicé el amasado francés que para que os quede claro como se hace os pongo este vídeo tutorial del Horno de Babette. Las semillas podéis añadirlas a mitad del amasado más o menos.



Una vez finalizado el amasado, pasamos al recipiente en el que vayamos a hornear (untado con un pelín de aceite) o bien a un banneton enharinado ligeramente, dejaremos fermentar tapado durante un mínimo 8 horas o hasta que la masa doble su volumen.

Precalentamos el horno a máxima temperatura con una bandeja dentro que contenga un vaso de agua. Después bajamos a 210º C, metemos el pan con cuidado de no quemarnos con los vapores que salen del agua y lo horneamos durante 10 minutos. A continuación, bajamos a 150º C quitamos la bandeja de agua  y horneamos alrededor de 45 minutos. Con este proceso para crear vapor, vamos a conseguir una corteza gruesa y dorada que caracteriza a los panes artesanales hechos con masa madre.
Cuando lo saquemos del horno le vamos a dar una capa de brillo con un poco de ágave o miel disuelto en un pelín de agua, lo pintamos y dejamos enfriar en una rejilla.
No lo partimos hasta que no esté completamente frío.


Comentarios:

Yo realizo este receta con bebida vegetal por que me gusta que quede más esponjoso como el pan de molde. Además lo suelo consumir en el desayuno con mermelada, por lo que me gusta el toque dulzón. Si queréis la podéis sustituir por agua normal.
Por otro lado, el aceite que yo le he puesto en esta ocasión es el de coco, que le aporta un sabor diferente y peculiar, pero igualmente podéis usar un aceite de oliva suave.
No os aconsejo usar solo harina integral, queda muy potente y más apelmazado. Además, la masa es mucho más difícil de manejar.
La masa madre que usé para ese pan era de centeno integral, la más agradecida y fácil de lograr. Tiene que estar muy activa y con las altas temperaturas que tenemos ahora es bastante simple.

Espero que os haya gustado. Os mando un fuerte abrazo.

¡Hasta pronto!

martes, 18 de julio de 2017

Sabroso desayuno en Magasand

¿Qué hay de nuevo amigos? Por fin, después de hace bastante tiempo, pudimos volver a nuestra deliciosa y divertida rutina de desayunar los fines de semana fuera de casa, probando nuevos lugares, sabores y disfrutando de la parte más divertida de este trabajo.
Como vengo haciendo desde hace un tiempo, trato de visitar locales en los que acepten la entrada de nuestros peludos y así encontré Magasand en uno de mis barrios favoritos, que solemos frecuentar, el barrio de Salamanca.
Magasand nació en julio de 2008 y su objetivo es proporcionar comida sana, en un formato rápido e informal. Aunque tienen varios locales en Madrid, no son franquicias se trata de un negocio familiar. Más abajo os dejo las direcciones.
El día que elegimos para desayunar fue el domingo y fuimos temprano porque suele ponerse hasta arriba. Por eso, sobre todo si vais con perritos, es preferible madrugar.
La decoración del local es bastante sobria pero funcional a la vez que elegante. El suelo y las paredes están revestidos  a base de cemento pulido también hay una pequeña mezcla de estilos que, a mi gusto, casan bastante bien. Concretamente, el local del barrio de Salamanca tiene dos pisos. En la parte superior donde se hacen las comandas hay dos mostradores y una hilera de mesas,y en la parte de abajo hay un pequeño salón con unas 5 mesas. Creo que el resto de locales de esa firma son algo más grandes pero muy similares en decoración.
En cuanto a la oferta gastronómica, que es realmente lo que nos interesa, es bastante variada. La carta comienza con los desayunos en los que podemos encontrar desde pack con diferentes opciones, bollería, yogurt, muesli, bagels, zumos y smoothies naturales. Después nos ofrecen cremas y gazpachos, ensaladas, tablas de quesos y embutidos. A continuación, tenemos los sandwiches por los que sobresale este local y que nosotros pudimos probar y creédme que son deliciosos y la carta termina con la oferta dulce como crepes, tartas y otros dulces.

Algo que no me gustó y que no queda muy claro (no hay nada que lo indique o al menos yo no lo vi), es que los domingos y festivos no hay packs de desayuno. Así pues después de estrujarme la cabeza pensando en que pedir (a veces soy muy indecisa jijiji) cuando llegué a la zona de comandas (luego os explico como va este tema) me llevé la sorpresa de que había que pedir por separado y salía más caro, así que cambié mi elección.
Al final me decanté por un Bagel Beef con roast beef, setas confitadas, mezclum de lechugas, mostaza y miel, y de beber un zumo de sandía con menta, lima y naranja. Mi acompañante pidió un café con leche y un rollito Wasabeef con pan de tomate, roast beef, wasabi, parmesano y cebolla caramelizada. Después compartimos una rica tarta de zanahoria (como no ;).
Nuestras impresiones muy positivas, todo estaba delicioso.
Mi bagel cargadito hasta arriba, cosa que no se suele suceder cuando algo lleva lechuga :(, en esta ocasión nada de eso, llevaba roast beef y setas en abundancia y estaba delicioso. El zumo natural y fresco. Y en cuanto a la rollito de mi acompañante uhmm superior, muy muy rico y jugoso, la pena que no sea un pelín más grande.
Por último, la tarta de zanahorias, estaba exquisita y un detalle que me encantó fue que pusieron la crema en un cuenco a parte, de tal manera que puedes echarte la que gustes, cosa que es de agradecer porque en otros restaurantes resulta empalagosa.

Sí he de poner algún pero. Por ejemplo, no me gustó que sin decir nada (es la clave) nos cobraran en cada café con leche un suplemento de 30 céntimos por ponerte leche eco,lo tendrían que advertir  y el cliente no se iría con mal sabor de boca. Tampoco me gustó el sistema de servicio, primero has de pedir en la zona de comandas y pagar por adelantado (tipo Burguer) y a continuación te sientas y el camarero te lleva el pedido a la mesa. Transmite una sensación incómoda, de falta de confianza con el cliente y de local de comida rápida. Pero bueno, lo mismo este concepto entre otro grupo de clientela funciona, yo solo doy mi opinión. El trato del servicio fue correcto, sin grandes halagos ni reproches, ni rápido ni lento, normal. Os digo esto por que he leído alguna crítica al respecto,  .
Por otro lado, Miru estuvo a sus anchas en el salón de abajo (sin soltarle por supuesto) pero no estorbó a nadie y viceversa, después entraron otros perrillos y sin problemas.

También comentaros que tiene un servicio de catering y de envío a domicilio. Además, sus locales se pueden alquilar para eventos. Y por último deciros que los fines de semana y festivos sirven un impresionante brunch por 18€ que tenemos pendiente de degustar.

Direcciones:

Magasand Salesas
Travesía de San Mateo n° 16

Magasand Retiro
Calle Columela n° 4

Magasand Deli
Calle Tomás Bretón n° 52



Página web: http://magasand.com/

Facebook: https://www.facebook.com/magasand/

Aquí os dejo el resto de fotografías que tomamos junto con la carta para que echéis un vistazo a la oferta y precio.

Un abrazo amig@s!


Carta completa del Magasand







Brunch de los domingos por 18€ 
















martes, 11 de julio de 2017

Huevos rellenos de atún con hummus

Receta huevos rellenos
¿Qué tal amig@? Por Madrid pasando menos calor del que pensábamos, aunque aún queda por llegar. En esta época del año, resultan ideales las recetas que podemos conservar en la nevera y que nos refrescan en las horas más calurosas como:el gazpacho de sandía, de melón o la limonada de sandía que además de nutritivas están deliciosas. Hoy os propongo un plato estrella, socorrido para cualquier momento y que además está rico de verdad, Huevos rellenos de atún y humus.
Como todas las recetas que os propongo son sencillos de hacer, sin grandes complicaciones. El huevo va a aportar a la dieta proteínas, vitaminas y minerales y el atún en lata (aunque con muchas menos propiedades que el fresco) también tiene su aporte en proteínas y vitaminas del grupo B sobre todo.
Como las latas contienen mucho sodio, me gusta elegir las que son de bajo contenido en sal, y si es para consumo en ensalada, prefiero unas de calidad con un buen aceite de oliva. En este caso como vamos a emplear aceite de oliva para cocinar el conjunto, usaremos las latas de atún al natural que, además, salen mejor de precio.

Vamos a ver como se hacen.

Ingredientes para 20 huevos:
receta huevos rellenos

-1 Cebolla grande
-4 latas de atún al natural
-10 huevos grandes
-2 tomates tipo pera
-1 pimiento rojo asado o pimiento morrón de lata   al gusto.
- Humus
- Para decorar opcional mermelada de pimiento, ketchup, aceitunas verdes o negras, yema de huevo hilada, pepinillo...




Procedimiento:

Lo primero es cocer los huevos para dar tiempo a que se enfríen. En una olla con abundante agua y sal y añadimos los huevos y ponemos a hervir. A partir de que empiece contamos 10 minutos. Después de ese tiempo, los lavamos con agua fría y dejamos que se terminen de enfriar.
Mientras cuecen los huevos, pelamos y partimos la cebolla, quitamos la piel a los tomates y los troceamos. Ponemos un poco de aceite de oliva en una sartén grande e incorporamos la cebolla, salamos ligeramente. Cuando este dorada, incorporamos el tomate y cocinamos durante unos minutos. A continuación, añadimos las latas de atún bien escurridas y el pimiento. Cocinamos todo el conjunto durante un rato. Rectificamos de sal.
Mientras se enfría el sofrito, vamos pelando los huevos y los partimos a lo largo. Sacamos las yemas y las incorporamos al sofrito mezclando todo bien. Por último añadimos a la mezcla 3 ó 4 cucharadas de humus.
Rellenamos los huevos ayudándonos de una cuchara y decoramos al gusto, en mi caso con mermelada de pimiento rojo y hummus.
 Tapamos con film transparente y dejamos enfriar en la nevera para servir bien fríos.
Espero que os haya gustado y que paséis muy buena semana.
Un abrazo a tod@s

Receta huevos rellenos







jueves, 22 de junio de 2017

Pudding de calabacín, espárragos trigueros y puerro


Pudding verduras




¿Qué tal amig@? Perdonadme ya que la falta de tiempo me impide publicar tanto como lo hacía antes y como me gustaría. Pero bueno, aquí estoy de nuevo con otra deliciosa receta. Esa vez le ha tocado a un pudding de verduritas que podéis comer frío o caliente. Para la receta lo he preparado con calabacín, espárragos y puerro, pero en otras ocasiones lo he cocinado con otras verduras como brócoli y también con cebolla. La verdad es que la receta admite todo lo que queráis probar: pimientos, berenjenas, guisantes, coliflor...el caso es comer verdura!! y así es una forma mucho más apetecible, especialmente para los pequeños de la casa que suele ser a quienes más les cuesta introducir los vegetales en su alimentación.

Sin más os pongo la receta que espero os guste.

Ingredientes para un pudding para unas 3-4 personas:

Pudding verduras
-5 huevos grandes.
-1 calabacín grande.
-1 puerro.
-8-10 trigueros.
-1 a 1/2 vaso de bebida vegetal.
-Queso rallado.
-Hierbas provenzales.
- Sal, aceite y pimienta.




Preparación:

Lavamos bien el puerro, el calabacín y los trigueros. Los troceamos manteniendo el calabacín con su piel. Ponemos un poco de aceite en la sartén y sofreímos el conjunto. Sal-pimentamos al gusto.
Precalentamos el horno a 250 ºC
Mientras, batimos los huevos con un poco de sal y un puñado de hierbas provenzales. Añadimos la bebida vegetal y volvemos a batir.
Escurrimos el aceite de las verduras y las incorporamos al huevo batido. Por último, añadimos el quedo rallado al gusto.
Aceitamos ligeramente un recipiente apto par horno, echamos la mezcla y ponemos un poco de queso por encima.
Horneamos a 160-180ºC con ventilador durante 20-30 minutos. Pinchamos con cuidado para ver si está cocinado. Esperamos a que enfríe un poco para desmoldar y cortamos.

Pudding verduras


Consejos:

Como os decía, se puede comer frío o caliente, yo lo prefiero caliente. También podéis decorarlo a vuestro gusto, por ejemplo con salsa de tomate casera o con pesto.

Gracias a todo@s

Un saludo

Alicia


domingo, 4 de junio de 2017

Polos de coco, chia y frambuesa

Helados caseros de coco, frambuesa y chia
¡Buenos días!. Estoy segura de que con el calor os apetecen las cosas fresquitas. Pero a veces, los helados y polos comerciales nos echan para atrás debido a la gran cantidad de azúcares y aditivos que contienen. Por otro lado, hasta ahora hacer helado en casa era un rollo por que dependíamos de una heladera y de un proceso bastante tedioso. Sin embargo, con pocos ingredientes e invirtiendo solo unos minutos, podemos conseguir helados sanos y con frutas que seguro que encantarán a toda la familia.

Vamos a ver cómo hacer estos helados de coco, frambuesas y semillas de chia.

Helados caseros de coco, frambuesa y chiaIngredientes para unos 6 polos o helados:

-Una lata de leche de coco de mínimo porcentaje de coco de un 60%.
-3 cucharadas de chia
-3 ó 4 cucharadas de xilitol.
-Frambuesas al gusto.
-Palos de helado.
-Polera de plástico.


Procedimiento:

En un bol de cristal mezclamos la leche de coco con el xilitol y removemos hasta que se disuelva. A continuación añadimos las semillas de chia, removemos y las dejamos en la nevera un mínimo de 2 horas hasta que gelatinicen.
Transcurrido ese tiempo, echamos en los moldes una frambuesa, un poco de mezcla de semillas, más frambuesas y así hasta llenarlos del todo. Colocamos un palo en cada uno de los moldes y los metemos en el congelador toda la noche.

Y ¡así de simple!

Helados caseros de coco, frambuesa y chia



Trucos:

Para sacar los helados de los moldes, llenamos la pila con un poco de agua caliente y depositamos los moldes. Esperamos un rato y tiramos de los palos y veréis que fácil salen.
Este mismo helado se puede preparar con cualquier tipo de fruta: mango, papaya, plátano y trocitos de choco negro, piña, fresas, arándanos..Con las frambuesas queda algo más ácido y no tan dulce que con otras frutas. Si sois muy muy golosos o no os gustan los sabores ácidos, emplead otra fruta..
Una opción para darle un toque extra es fundir un poco de chocolate al baño María y, una vez finalizado todo el proceso de los helados, podéis echarlo en los moldes e introducir de nuevo los helados (ya congelados) dejad enfriar unos segundos y ya tenéis un delicioso helado de frutas y choco.

¡Un abrazo amigos!

lunes, 29 de mayo de 2017

Empanada casera de bacalao fresco y pimientos

Empanada casera de bacalao fresco y pimientos
























¿Qué tal habéis empezado la semana amigos? Espero que con mucha energía y ganas de cocinar. La receta de hoy es una riquísima empanada casera de bacalao fresco. Es muy versátil y para cualquier hora del día. Se puede tomar fría o ligeramente templada. Os aguanta varios días en la nevera y es una opción sana para las cenas. El bacalao es un pescado blanco por lo que es bajo en grasas. Posee gran cantidad de vitaminas del grupo B así como fósforo y potasio. Es importante que el bacalao sea fresco, nunca salado, ya que solo nos aportará grandes cantidades de sodio y es probable que estropee la receta.
Os dejo ya la receta.

Ingredientes para 1 empanada:

- 2 paquetes de masa de hojaldre con o sin gluten
- 2 tomates grandes.
- 2 pimientos verdes.
- 3 lomos de bacalao fresco.
- 1 cebolla grande.
- Aceite de oliva y sal.

Empanada casera de bacalao fresco y pimientos

Procedimiento:

Retiramos la piel del bacalao y lo trituramos con un procesador o picadora . A continuación lavamos los pimientos, les quitamos las pepitas y los cortamos en tiras.
Lavamos los tomates, les quitamos la piel con un pelador y los cortamos en dados. Por último, picamos la cebolla.
Sacamos la bandeja del horno y lo precalentamos a 220º C.
Ponemos un poco de aceite de oliva en una sartén grande y echamos la cebolla, salamos ligeramente y cuando comience a transparentar, añadimos el pimiento. Sofreímos durante un rato e incorporamos los tomates. Añadimos el bacalao cuando el sofrito esté listo. Cocinamos durante unos minutos y rectificamos de sal.
Ponemos una de las láminas de hojaldre sobre un papel de hornear en la bandeja del horno. La pinchamos con un tenedor e incorporamos nuestro relleno dejando dos dedos de separación en el borde de la masa. Por último, ponemos la otra masa por encima haciéndola coincidir con la de abajo y vamos cerrando los bordes con un doblez. Pinchamos la tapa de hojaldre y pintamos con huevo batido.
Bajamos el horno a 180º C y horneamos con el ventilador por unos 20 minutos.
¡Y ya la tenemos lista! Esperamos a que enfríe para cortarla.
Espero que os haya gustado y que sigáis visitando mi blog.

Un abrazo. Alicia

miércoles, 3 de mayo de 2017

Judías blancas "rápidas"

¿Qué tal amigos? Después de una pequeña pausa en la que he dedicado algo más de tiempo al grupo de Facebook, vuelvo con las pilas cargadas.
Como sé que no tenéis mucho tiempo para dedicar a la cocina, os he preparado esta deliciosa receta de Judías blancas con verduritas rápidas de hacer y, como siempre, ricas y sabrosas. El tener poco tiempo, no siempre justifica no cocinar cosas sanas y ricas como unas buenas legumbres ya que hay trucos para ahorrar tiempo como usar las que ya vienen cocidas, eso sí os recomiendo lavarlas antes de consumirlas.
Estas judías se preparan en unos 20-30 minutos, son económicas y, si os sobran, se pueden congelar sin problema y ya tenéis preparada la comida para otro día.

¡Vamos allá!

Para prepararlas vais a necesitar:

- 1 bote de judías blancas cocidas (por supuesto si queréis podéis cocerlas vosotros).
- 1 cebolla grande.
- 2 ajos.
- 1 pimiento verde grande.
- 2 tomates.
- 250 ml de caldo casero de verduras (cociendo algunas verduras sofritas en un poco de aceite de oliva, sal    y con algún hueso obtendréis un caldo de calidad y sin aditivos, no como los que venden).
- 600-750 ml de agua (depende de lo caldosas que las queráis).
- 1 Punta de jamón (opcional).
- 1 Zanahoria grande.
- 2 Patatas pequeñas.
- Aceite de oliva y sal.
- 1 pizca de cúrcuma.





Preparación:

Ponemos unas 3-4 cucharadas de aceite de oliva en una olla, incorporamos la cebolla picada con un poco de sal y los dos ajos cortados. Cuando la cebolla esté transparente, añadimos el pimiento lavado, secado y cortado en tiras, los dos tomates lavados y pelados también troceados y rehogamos todo el conjunto durante unos minutos. A continuación añadimos la zanahoria y la patata peladas, lavadas y troceadas. Sofreímos bien sin dejar de remover para que no se pegue la patata. A continuación, incorporamos el caldo y el agua previamente calentados. Removemos bien y añadimos la punta de jamón (en el caso de que querías usarla le da un sabor mucho más potente y sabroso). Echamos la cúrcuma y no salamos hasta que termine de cocerse la patata y la zanahoria. Cuando estén bien hechas añadimos las judías lavadas y escurridas y removemos con cuidado para que no se deshagan. Dejamos cocer unos 5 minutos.
Apagamos el fuego, rectificamos de sal y dejamos reposar unos minutos y ¡ya las tenemos listas para servir!.