MAGDALENAS SIN GLUTEN

PAN SIN GLUTEN ESPECIADO DE MANZANA Y TRIGO SARRACENO

PAN DE COCO Y PLÁTANO SIN GLUTEN

BIZCOCHO INTEGRAL DE CALABACÍN Y PISTACHOS

GAZPACHO DE SANDÍA SIN GLUTEN

lunes, 11 de agosto de 2014

Cultivar Brotes germinados en casa





Kit germinador de Cocopot
La entrada de hoy es para hablaros de mi última adquisición con la que estoy encantada, todo el día trasteando con él jejeje. Se trata de un germinador para cultivar en casa brotes germinados. Sí, como cuando de peques poníamos el algodoncito húmedo y luego sembrábamos nuestras lentejas o judías. Parece ser que ahora está muy de moda consumir estos brotes, principalmente por el amplio uso que se les está dando en la alta cocina. Pero, más allá de una moda pasajera, me gustaría hablaros de sus increíbles propiedades, y de lo fácil y divertido que es su cultivo en casa. Lo vais a disfrutar como niños, especialmente el día de la recolección ;).
Los brotes germinados, son alimentos vivos que se obtienen a partir de hacer germinar una semilla. Esta semilla contiene un embrión donde se almacenan las enzimas de crecimiento, que permanecen inactivas hasta que se le proporciona la humedad, calor y luz solar necesarias. Se trata de alimentos vivos, que han transformado su estado inicial (semillas) cuya naturaleza es ligeramente acidificante, a tiernos brotes alcalinos, ricos en enzimas digestivas, vitaminas, aminoácidos, clorofila y minerales muy asimilables, cuya función es ayudar a mantener nuestro equilibrio ácido-base y recuperar nuestra auténtica calidad de vida, obteniendo alimentos inmejorables, altamente nutritivos y vitales. Por ello son indispensables en las dietas alcalinas.

Propiedades de los brotes germinados

Como os decía, tienen mil propiedades pero, a continuación, os citaré alguna de ellas. Los brotes son ricos en vitaminas y minerales esenciales para nuestra salud. Además, son fácilmente digeridos y asimilados por nuestro organismo.

Algunas de sus propiedades

• Favorecen los procesos de desintoxicación, depuración y eliminación de residuos almacenados en los tejidos o en la sangre.

• Fortalecen el sistema inmunitario.

• Sus antioxidantes combaten la acción de los radicales libres, por lo que previenen el envejecimiento.

• Estimulan las secreciones del páncreas.

• Facilitan la digestión, activan los procesos de regeneración y a desinflamar el aparato digestivo, revitalizan los mecanismos metabólicos internos.

• Mejoran el funcionamiento intestinal, alivian el estreñimiento, fortalecen el intestino y la flora intestinal, contribuyen a eliminar gases y desechos.

• Rebajan el índice de colesterol.

• Tonifican el sistema nervioso.

• Contribuyen a mantener la elasticidad de las arterias y la vitalidad del sistema glandular.

• Favorecen el metabolismo por su acción reconstituyente.

• Su consumo está recomendado en casos de anemia por su riqueza en clorofila, y para personas con el estómago delicado.


¿Qué semillas pueden ser germinadas?
Ejemplos de semillas


Aunque todas las semillas, evidentemente, se pueden germinar, no se recomienda usar todas. Por ejemplo las semillas de solanáceas (tomate, pimiento, berenjena, patata, etc.) resultan tóxicas, y no son válidas para germinar. También debéis recordar que cada brote tendrá un sabor característicos, unos os gustarán más que otros. Por ejemplo. a mi el rábano no me gusta, me sabe como picante, y el brócoli, huele muy fuerte al cultivarlo. Tendréis que ir probando para encontrar vuestro gusto.

Entre las semillas más comunes para germinar encuentran:

-Legumbres: Soja , alfalfa ,lentejas , garbanzos , judías , trébol, guisantes, porotos mung. 
-Cereales: Trigo , avena , cebada, centeno, quinoa, espelta, alforfón y mijo.
-Plantas oleaginosas: Sésamo, girasol , lino, almendra y cacahuetes.
-Verduras y hortalizas: Col, calabaza, coliflor, col rizada, brócoli , rábano , berro , puerro, apio,    cebolla.
-Especias, plantas medicinales y aromáticas: Anís, hinojo , ajo, albahaca , eneldo, mostaza , cáñamo.


Informe nutricional de los brotes germinados

• Aminoácidos esenciales. Los germinados, especialmente de legumbres, proporcionan al organismo proteínas completas que se transforman en los ocho aminoácidos esenciales.
• Vitamina C. Una de las sustancias que más aumenta por efecto de la germinación. Los brotes de trigo, lentejas, soja, garbanzos y judías son excelentes fuentes de esta vitamina, por ejemplo la soja germinada incrementa su contenido en vitamina C hasta un 100% y los brotes de trigo en un 600% en sólo 5 días.
• Beta carotenos (pro-vitamina A). El germinado de alfalfa, por ejemplo, contiene más beta carotenos que el tomate o el pimiento verde y muchas frutas. Los germinados de col y de guisantes también son excelentes fuentes de esta vitamina esencial para el crecimiento, el desarrollo, la buena vista y el aparato reproductor.
• Vitamina B. La tiamina (B1), la riboflavina (B2) y la niacina (B3) son abundantes en los germinados de alfalfa, trigo, girasol, centeno y sésamo. Contribuyen al buen funcionamiento del sistema nervioso.
• Vitamina E. Esta vitamina actúa como antioxidante celular, es un excelente protector del corazón y un buen tonificante. El trigo germinado llega a incrementar hasta tres veces su contenido.
• Vitamina K. Posee propiedades coagulantes, se encuentra en la alfalfa germinada.
• Clorofila. Las semillas germinadas que más clorofila sintetizan son las de trigo y las de alfalfa. La clorofila es absorbida directamente por la sangre a través del sistema linfático, en el torrente sanguíneo activa el metabolismo celular, mejora la defensa, resistencia, capacidad regeneradora de las células, y la respiración, entre otras propiedades, potencia los procesos naturales de curación, depura la sangre, frena las infecciones y equilibra la relación ácido-base en el organismo.
• Calcio. Los germinados de sésamo proporcionan abundante calcio, también son excelentes fuentes de este mineral los brotes de almendra, girasol, alfalfa y garbanzo.
• Potasio. Se encuentra en los brotes de almendras, sésamo, girasol, soja y judías.
• Hierro. Contienen en cantidades importantes los brotes de alfalfa, fenogreco, lentejas, soja roja y soja verde.
• Oligoelementos. Los germinados contienen oligoelementos como el yodo, el zinc, el selenio, el silicio, el cromo y el cobalto.
• Enzimas. Cuando se comen crudas las enzimas de las semillas germinadas -llamadas diastasas- facilitan la digestión de la fibra, las proteínas y las grasas.
• Digestivos, nutritivos y de bajas calorías. Aportan muy pocas calorías, por ejemplo 100 grs. de brotes de soja: 30 calorías.

Informe nutricional de los brotes más consumidos

•Alfalfa: completo y más consumido por su agradable sabor. Contiene vitaminas A, B, C, E y K , calcio, magnesio, potasio, hierro, selenio y zinc y los aminoácidos más importantes. Es remineralizante, combate la fatiga y la debilidad.
•Arroz integral: es rico en vitamina B, fósforo, potasio, magnesio, sodio, calcio y silicio. Ayuda a la adecuada conservación de huesos y dientes.
•Avena: la semilla germinada más recomendable para trastornos nerviosos, depresiones y alteraciones del sueño. Contiene vitaminas B y E, proteínas, carbohidratos, fibra , minerales y un alto contenido en silicio, necesario para el desarrollo de las estructuras musculares, cerebrales y nerviosas.
•Berro: muy adecuado para combatir los síntomas de la fatiga primaveral. Alcaliniza y depura la sangre, neutraliza el exceso de toxinas. Regula el metabolismo. Es rico en hierro, fósforo, manganeso, cobre, zinc, yodo, calcio y vitaminas A, B2, E y C.
•Fenogreco: limpiador sanguíneo y renal, se recomienda para levantar el ánimo decaído y para reforzar el organismo. Estimula las funciones digestivas y hepáticas. Otorga un agradable olor al sudor de quienes lo consumen. Contiene abundante fósforo y hierro.De este vi el otro día las semillas y me llamaron la atención, pero no llegué a comprarlas por desconocimiento.
•Garbanzos: son ricos en carbohidratos, fibra, calcio, proteínas, magnesio, potasio y vitaminas A y C. Germinados, no producen gases durante la digestión.
•Lentejas: retrasan el envejecimiento y son ricas en proteínas, fibra, vitamina C y hierro.
•Maíz: alto contenido en magnesio, necesario para conservar la tensión muscular especialmente en el tracto intestinal.
•Mostaza: adecuado para tratar trastornos digestivos como gastritis, enteritis, etc. Rica en vitamina C, proteínas y lípidos.Tienen un sabor ligeramente picante.
•Semillas de calabaza: contienen proteínas, vitamina E, fósforo, hierro y zinc.
•Semillas de girasol: ricas en proteínas, grasas insaturadas, vitaminas B y E, calcio, hierro, fósforo, potasio y magnesio.
•Rabanito: contiene abundante clorofila, útil para combatir digestiones pesadas y para calmar la tos.Tiene sabor entre amargo y picante. No sé definirlo muy bien.
•Sésamo: buena fuente de fibra, proteínas, vitaminas B y E, magnesio, potasio, hierro, fósforo y calcio.
•Soja verde: contiene proteínas que dan lugar al aminoácido metionina, de efecto relajante. Fortalece el sistema nervioso y contribuye a rebajar el exceso de colesterol. Son ricas en vitaminas A, C, hierro y potasio.

•Trigo: es rico en proteínas, magnesio, fósforo y vitaminas B y E. Previene infecciones, remineraliza, regenera las células y sirve para tratar trastornos nerviosos. Sabor ligeramente dulce.


¿Cúal es la mejor forma de consumir los germinados?

 Es recomendable tomar germinados en raciones pequeñas todos los días. La manera más sana de comerlos son crudos en ensalada, pero también se pueden tomar licuados en jugos de cítricos naturales, de tomate o de zanahoria (es conveniente no tomar estos licuados por la tarde o la noche, ya que son muy energéticos y podrían afectar a nuestro sueño). También se pueden añadir a sopas y guisados con otras verduras y al vapor, evitaremos cocciones prolongadas para evitar la pérdida de sus propiedades, agregando los germinados instantes antes de ser servirlos. Otra manera sencilla de tomarlos es en las tostadas del desayuno con queso fresco o en sandwiches y bocadillos. Por ejemplo están riquísimos en los wrap, añádelos a una tortilla (de las de los burritos) de trigo o maíz con un  aguacate, manzana, zanahoria, un poco de humus y taquitos de jamón York y te chuparás los dedos.

Cultivo en casa

Para germinar las semillas vamos a necesitar un germinador comercial (tipo bandeja, torre, o incluso con calefacción) o bien uno casero, para ello nos puede servir un bote de cristal con boca ancha y una gasa o tela de algodón sujeta con una goma. Con el bote deberás ir remojando las semillas y dejarlas escurrir en posición semi-horizontal para que escurra el exceso de agua y no se pudran. La ventaja del germinador es que puedes ir cortando brotes y mantener la semilla en proceso de germinación, como si fuera un pequeño huerto que te va proveyendo conforme vas necesitando, y además es más fácil recolectarlas y humedecerlas que con el bote.

Recomendaciones

Se recomienda utilizar agua de buena calidad, preferiblemente mineral y semillas ecológicas, aunque lavándolas bien se puede utilizar cualquiera.
El ambiente para cultivarlos debe ser semi-oscuro y cálido. La cocina suele ser un buen sitio para tenerlos.
El tiempo de germinación varía según la temperatura y según la semilla. En climas más calientes y húmedos se debe acortar el tiempo de remojo y enjuagarlos con más frecuencia para mantenerlos frescos. La temperatura aproximada es de 20-22º. En cada sobre de semillas os indicará los tiempos de remojo y los tiempos de recolección.
Por ejemplo para las lentejas suelen ser 10 horas de remojo y 6 días para la recolección. Pero ya veréis que a medida que cultiváis estos tiempos cambian según la estación del año, humedad ambiental, etc..
Otro consejo es evitar colocar simultáneamente más de una clase de semillas, granos o legumbres en un mismo frasco o germinador ya que seguramente germinen a distintos tiempos, lo que entorpece los procesos.
Si vas a utilizar botes, procura que sean medianos y/o grandes, ya que las semillas remojadas aumentan de tamaño y necesitan espacio
Algunas veces tendrás que remover semillas, legumbres o granos que no han germinado. 
Los brotes de ajonjolí (sésamo) se amargan si están en germinación más de dos días, se aconseja consumirlos a más tardar 48 horas después de haber iniciado el remojo.

Conservación

La conservación de los germinados en la nevera depende de que hayan sido guardados bien secos; si es así, pueden guardarse unos 12 o 15 días, aunque es mejor probarlos antes de comerlos para comprobar que no estén amargos. Guárdalos en botes de cristal limpios y secos.


Proceso germinado

En mi caso los hago en la bandeja germinadora que compré. Es pequeñita y práctica para mantener. Os lo muestro en las fotografías, y más abajo  os dejo los enlaces de dónde los compré. El ejemplo es con lentejas. Las dejé en remojo durante 10 horas en un vaso con un poco de agua. Después las coloqué en la bandeja repartiéndolas bien y en tan solo 4 días ya tenía mis brotes.

Lo compré en la web www.cocopot.es. El enlace es es  http://www.cocopot.es/semillas-brotes-germinados/1342-kit-germinador-brotes-vitaminicos-8414934086429.html
Me costó con el envío y la bolsita de semillas de brócoli por unos 12,90€. Viene la bandeja y tres paquetes de semillas. Hay varios para elegir. Son muy formales y el envío llegó en tan solo 2 días. De todas formas, germinadores los hay de muchos tipos, éste mio es el más baratito. Los hay de 3 pisos, en plástico o cerámica en herbolarios como Herbolarios Navarro en la calle Fuencarral nº138 y en otras páginas online.

Animaros a cultivar y vuestra salud os lo agradecerá!!

Actualización

Mis nuevos brotes de Brocolí y de Rúcula respectivamente. Los de rúcula deliciosos!!