MAGDALENAS SIN GLUTEN

PAN SIN GLUTEN ESPECIADO DE MANZANA Y TRIGO SARRACENO

PAN DE COCO Y PLÁTANO SIN GLUTEN

BIZCOCHO INTEGRAL DE CALABACÍN Y PISTACHOS

GAZPACHO DE SANDÍA SIN GLUTEN

miércoles, 25 de febrero de 2015

Receta Quiche de calabacín, puerros y leche de coco

Uhmm qué rico estaba...y digo estaba porque duró un suspiro. Siempre he hecho muchos quiches diferentes, pero, hasta ahora, nunca había sustituido la nata por leche de coco. En casa la consumimos bastante, y decidí probar y el resultado ha sido asombroso. Creedme cuando os digo que, por lo menos para mi gusto, está muchísimo  mejor que con la nata. Además, evitamos grasas perjudiciales y la lactosa, que no a todos nos cae bien.


Pues dicho todo esto, os pongo mi receta, que espero practiquéis.

Ingredientes:


-Un puerro

-Un calabacín grandecito
-250ml de leche de coco
-Queso rallado
-Jamón York o Pavo en taquitos (opcional)
-2 Huevos (si son pequeños 3)
-1 Lámina de hojaldre
-Aceite y sal

Procedimiento:




Lavar muy bien el puerro (abajo os explico como) y el calabacín. Picar en daditos el calabacín y en rodajas el puerro.
Calentar un poco de aceite en una  sartén honda y añadir las verduras. Salar al gusto y sofreír a fuego medio.
Cuando esté doradito, añadir el jamón york en tacos y sofreír un poquito más.
Ahora ya podemos ir precalentando el horno a 180º.




Añadir a las verdura la leche de coco y seguir sofriendo un poco más. Por último, apagamos el fuego y  añadimos los huevos, dejar cuajar un poquito con el calor residual. Se terminará de hacer en el horno.






Untar con un pelín de aceite un molde de pirex tipo tarta. Colocar
la lámina de hojaldre y pincharla con un tenedor para que no suba. Después, añadimos nuestro sofrito y le ponemos un poco de queso 
rallado por encima.

Hornear unos 20 minutos con el ventilador y las dos placas del horno (arriba y abajo).

Y ya está!! A disfrutarlo.


El antes y el después:


















Sugerencias:

Para lavar el puerro y que no quede nada de tierra en su interior, hacer una cruz en la parte superior (la más verde). Poner bajo el grifo y lavar bien. Abajo os dejo un vídeo para que veáis como se hace.
Para los que no comáis proteína animal, podéis sustituir el jamón por un poco de tofu.

Cómo lavar un puerro sin que quede tierra:



lunes, 23 de febrero de 2015

Receta de Magdalenas de avena caseras

Para hoy, os propongo una deliciosa receta de magdalenas caseras muy, muy fáciles de hacer.
Además son muy ligeras, ya que no contienen casi nada de harina de trigo (lo justo para que suban) ni de azúcar, por lo que resultan muy sanas para toda la familia.

Vamos allá!








Para unas 16 magdalenas:

-Papel de hornear.
-Moldes de magdalenas.
-120g de harina de Avena.
-80g de harina de trigo especial repostería.
-130g de panela. Podéis ponerle lo que queráis, azúcar de coco, ágave, estevia..
-3 huevos.
-100ml de aceite de girasol.
-50ml de leche vegetal (Avena, almendras, arroz, soja..) Yo puse de avena.
-8g de levadura.
-Esencias de limón, naranja, vainilla, o canela, ralladura de limón o naranja. Lo dejo a vuestro gusto. Yo puse esencia de vainilla.
-Ingredientes para decorar, chocolate blanco, chocolate negro, almendras, nueces, copos de avena, avellanas, mermelada...
-Una pizca de sal.

Procedimiento:

Es sumamente sencillo, poner todos los ingredientes en un vaso de batidora o recipiente y batirlos todos juntos. El secreto de esta masa es el frigorífico. La masa debe estar muy fría, para que al contraste de temperatura del horno se queden súper esponjosas y con burbujitas en el interior. Mínimo debe estar 2h antes de usarla.
Precalentar el horno a 180º, y mientras, ponemos un papel de hornear en la bandeja del horno y colocamos los papeles de magdalenas. Ya podemos ir echando la masa en los moldes (foto1), con cuidado de no rellenar hasta arriba. Dejaremos un dedo aproximadamente del borde del molde (foto 2). A continuación, les ponemos los ingredientes que queramos (foto 3), y echamos por encima un poco de azúcar moreno (opcional). Hornear con el ventilador arriba y abajo durante 10-12min. Si no tenéis horno con ventilador, tendréis que dejarlas algo más de tiempo, vigilando bien que no se quemen.


Foto 1


Foto 2


Foto 3





Consejos:

El aceite que se usa para repostería suele ser el de girasol, me imagino que es debido a que es menos intenso que el de oliva. En mi caso, sí he usado el de oliva en bizcochos, pero en esta receta no.
Para guardar las magdalenas, esperar a que estén completamente frías, y lo mejor, es en una bolsa de plástico para que no se endurezcan.
No olvidéis poner el papel de hornear en la bandeja del horno, os evitará manchas innecesarias. Lo venden en muchos sitios, por ejemplo en Mercadona.
Nunca habráis el horno mientras están subiendo las magdalenas!! Podéis abrir a partir de los 10 minutos para ver cómo están.
Para evitar manchar muchos cacharros, yo uso un bote grande de plástico donde bato los ingredientes, dejo enfriar en el frigo (con su tapa) y por último con ese mismo recipiente relleno los moldes.

Sugerencias de "rellenos-decoraciones":

-Manzana y canela. Están buenísimas. Trituramos una manzana en una picadora. Ponemos un poco de masa en el molde de la magdalena. Después ponemos un poco de manzana y seguimos llenando con masa hasta un dedo del borde. Espolvoreamos canela y azúcar por encima.
-Plátano y avellanas. Deliciosas!Trituramos un plátano en la picadora y trituramos las avellanas. Hacemos el mismo procedimiento que con las de manzana y las terminamos poniendo por encima avellana triturada.
-Mermelada. Horneamos la magdalena tal cual. Cuando esté fría cogemos una jeringa llena de mermelada y con un pequeños agujerito en la base la rellenamos.
-Chocolate blanco. Triturado por encima.
-Chocolate negro. Triturado por encima.
-Copos de avena y nueces.
-Almendras.
-Frutas varias (mango, fresas...).
-Sin nada tan solo con un pelín de azúcar por encima están buenísimas!! y de lo que tengáis u os apetezca..

Probadlas!! veréis como caen...no llegan al desayuno del día siguiente...



martes, 17 de febrero de 2015

Receta Sushi casero

Como lo prometido es deuda, aquí os presento la entrada de como hacer  sushi en casa. Bueno, en realidad es Maki...luego os comento la diferencia entre uno y otros.
Contrario de lo que se piensa, es bastante sencillo de preparar y, con buenos ingredientes y un poco de maña, tendréis una bandeja llena de este preciado plato.







Ingredientes para 4 rollos de maki (unas 24 piezas):

-4 hojas de alga Nori.
-250 g de arroz para sushi. Más abajo os explicaré las opciones que hay.
-500 g de agua.
-Diferentes rellenos que queráis poner. Luego os indicaré de que los hice esta vez.
-50 ml de Vinagre para sushi. Se trata de un vinagre que lleva azúcar y sal. Si no lo tenéis, podéis hacer la mezcla vosotros. Más abajo  os pongo la receta.
-Salsa de soja, salsa de mango...

Tiempo de elaboración: Aproximadamente 1h y media.

Procedimiento:

Lo primero que tenéis que hacer es lavar el arroz muy bien. Lo mejor es ponerlo en un escurridor de plástico y colocarlo debajo del grifo, da igual que sea agua fría o caliente. Con la mano, moverlo enérgicamente hasta que el agua salga transparente completamente y haya perdido todo el almidón. Después, lo pondremos a cocer. Para ello, llenaremos una cacerola con los 500 g de agua fría, y añadimos el arroz (en frío). Una vez hecho esto, lo ponemos a fuego normal (ni muy alto ni bajo). Y tapamos la cacerola. Desde que empiece a hervir, contar 15 minutos. El arroz no se remueve!!. Tened cuidado de que no se os salga el agua!! Por eso debéis usar una cacerola bastante grandecita.
Una vez transcurridos los 15 minutos, si es una vitro apagamos el fuego y lo dejamos con el calor remanente, si es gas, bajamos el fuego al mínimo durante otros 5-10 minutos. El arroz debe permanecer tapado y sin tocarlo, solo para probar de vez en cuando si está bien hecho.
Mientras está cociendo el arroz, podéis ir preparando los ingredientes de relleno. Las verduras cortadas en bastoncitos y los pescados, fiambres etc., en láminas finas.

Foto 1

Cuando termine de cocerse el arroz, debéis extenderlo en una bandeja de cristal. Esperar a que se atempere un poco y a continuación añadir el vinagre. Para ello iremos haciendo con una cuchara o paleta de madera unos surcos y mezclando intentando no revolverlo mucho. La tradición manda que durante este proceso, se abanique el arroz para que se vaya enfriando. Yo lo he hecho alguna vez, pero para mi el resultado es el mismo que si lo dejas enfriar solo.

Foto 2

Una vez templado el arroz, pondremos una hoja de alga sobre nuestra esterilla de sushi, con la cara brillante hacia afuera. Cogemos una bola de arroz y la vamos extendiendo, rellenando bien por los lados del alga para que no se nos queden inservibles los laterales de los rollos (foto 1). Tenemos que dejar unos 2 dedos de alga libre en la parte superior como muestro en la foto. Esto se hace para que después pegue bien y no se nos abra el rollo.

Foto 3

La capa de arroz, debe ser fina, después cuando lo rellenemos se engruesa mucho.
A continuación, colocamos los ingredientes como a un dedo del comienzo de la lámina (ver foto 2 y 3). Y por último, vamos enrollando poco a poco con la esterilla presionando fuerte para que quede compacto.

Y ya están! listos para cortar, labor que se hará mucho mejor con un buen cuchillo afilado.





Y este el resultado:






Os indico los posibles rellenos que yo hago:

-Aguacate y salmón ahumado.
-Jamón York, queso Philadelphia y aguacate.
-Atún y pimientos.
-Atún y manzana.
-Foigras y por encima un pelín de mermelada de fresas o frambuesas.
-Langostino cocido y mahonesa.
-Atún, mahonesa y manzana.
-Atún, mahonesa y maíz.
-Salmón ahumado y queso filadelphia.
-Foigrass y hierbas provenzales.
-Pepino y zanahoria.
-Jamón York, queso philadelphia y pepino...

Y todo lo que imaginéis, lo bueno de este plato es que admite casi todo..

Solo tenéis que acompañarlo de una salsa de soja. Nosotros esta vez, a parte de la de soja, le echamos una salsa de mango y naranja muy rica.

Sugerencias:

-El arroz debe ser redondo!!. Dicen que se puede usar el que no es especial para sushi. Yo, siempre lo he hecho con el de sushi, es mucho más glutinoso y se trabaja mejor. Os aconsejo, si vais a trabajar con las manos, usar unos guantes de latex. De lo contrario, tenéis que mojaros las manos cada vez que toquéis el arroz, ya que al ser tan glutinoso se queda pegado. Yo me apaño mucho mejor con una paleta de madera, eso ya dependerá de la maña de cada uno.
-La esterilla debe ser de bambú, sin barnizar ni pintar, no sirven las que se usan de salva mesas..También hay unas muy prácticas de silicona, algo más caras que las de bambú.
-Si podéis comprar los ingredientes (algas y arroz) en  tiendas de preparación de comida asiática, los encontráis muy económicos. Por poneros un ejemplo, la bolsita de 10 láminas de algas,  nos costó 1.30€, en Alcampo y Carrefour cuestan 5€!! Y el arroz, de 1kg nos costó 1.60€ y en las citadas tiendas sale en torno a los 3€ y pico. Os recomiendo para los que viváis en Madrid los de la calle General Margallo, metro Tetuán.

Receta vinagre para sushi casero:

- 3 partes de vinagre de arroz o manzana.
- 2 partes de azúcar
- Media parte de sal

Preparación:

Se pone todo en un cazo y se calienta, no puede llegar a hervir. Solo es para que el azúcar se disuelva y se integre todo. Dejar enfriar y está listo para su uso. Lo mejor es que compréis el que viene preparado ya, es barato y os evitáis este paso. El que uso yo es el de la foto y cuesta 1.75€.

Y ya para terminar, os voy a explicar la diferencia entre sushi, maki, sashimi...

Sushi: es un término genérico para referirnos a los platos que llevan arroz y alga, dentro de los cuales encontramos el maki, Nigirisushi y Temaki.
Maki: es el que hemos hecho, es decir, el alga con el arroz y los ingredientes. También se puede hacer con los ingredientes envueltos en el alga y el arroz por fuera (maki invertido). Maki, significa rollo.
Nigirisushi: Bola de arroz sobre la que se coloca el pescado. Nigiri, significa amasar. En algunas presentaciones se coloca una pequeña cinta de algas a modo de lazo.
Temaki: Alga Nori con forma de cucurucho, relleno de arroz, y demás ingredientes, carnes, pescados, verduras...
Sashimi: es el pescado crudo cortado muy finamente, sin arroz.

 Os animo a hacerlo. Es una comida sana y está buenísima. A parte de por vuestra satisfacción personal, vuestro bolsillo os lo agradecerá, solo tenéis que mirar lo que cuesta una bandejita de piezas de sushi...


Buen provencho!








lunes, 9 de febrero de 2015

Receta Hojaldre de Salmón con pesto



El sábado, estuve trasteando en la cocina y me puse manos a la obra con una receta que mi cuñada Susana me comentó días pasados.
Se trata de un hojaldre con  lomitos de salmón que está para chuparte los dedos y es sumamente fácil de hacer. Os pongo lo que necesitáis:

-4 lomitos de salmón
-1 bote de pesto preparado (o si queréis hacerlo vosotros..más rico sabrá)
-1 paquete de hojaldre
-sal, especias, pimienta al gusto.

Como os decía es muy fácil de preparar. Lo primero que debéis hacer es precalentar el horno a 180º. A continuación sal-pimentar los lomos de salmón. No le pongáis mucha cantidad, ya que el pesto de por sí lleva bastante sal.
Cortar el hojaldre en 4 rectángulos iguales y colocar sobre cada uno de ellos un lomo de salmón.
A continuación, poner por encima de los lomos el pesto (unas 3 cucharaditas colmadas). Y finalmente, envolver el hojaldre sobre los lomos. Meter en el horno unos 15 minutos, hasta que veáis el hojaldre bien doradito y voilá!! a disfrutarlos. Rápido, facilísimo y rico rico.

Sugerencias:

Si queréis, podéis marcar un poco los lomos en la sartén antes de meter en el horno. Yo lo hice por si quedaban cruditos por dentro, pero no es necesario.. Si no os gusta el salmón, podéis sustituirlo por lomos de merluza, eso si, no sale tan sabroso.
Procurar comprar una masa de hojaldre cuadrada, la mayoría son redondas y os va a tocar usar el rodillo para dejarla cuadrada.
La forma de colocar el hojaldre es arbitraría. Yo la enrollé a los lados de los lomos puesto que solo hice 3 y era mucha cantidad.
Una sugerencia más, si os sobra bastante hojaldre por los lados podéis rellenarlo de pesto y aún será más delicioso.
Y por último deciros que yo lo acompañé con una guarnición de lo más suculenta, champiñones frescos, rehogados con zanahoria en juliana y puerros. Uhmmm no sé que estaba mejor si el salmón o las verduritas..

jueves, 5 de febrero de 2015

Recuperar la salud capilar


Al igual que la piel, el cabello necesita los mismos cuidados ante las inclemencias del tiempo como el sol, el calor, el viento, el frío, el agua del mar y piscinas...La cutícula del cabello se daña y deja la fibra capilar sin protección. Los más afectados suelen ser los cabellos teñidos, ya que tiene alterada su estructura orgánica y son más frágiles y quebradizos.
Un buen corte de pelo, usar productos de protección e hidratación y evitar en lo que se pueda el uso de planchas y secadores, son algunas de las pautas para preservar su aspecto saludable..
Si nada de esto funciona, podemos aplicar tratamientos  que ayudaran a "rescatar" nuestro cabello.


Los siguientes pasos son fundamentales a la hora de mantener un pelo saludable:


Hidratación: Utilizar champús, mascarillas y acondicionadores ricos en vitamina del complejo B, ceramidas y aminoácidos.

Filtros: Cuando vayamos a exponernos al sol, es fundamental utilizar productos que contengan filtros solares para evitar que la cutícula se queme.

Corte: Un buen mantenimiento de nuestro cabello, requiere cortar de forma habitual las puntas. Una buena forma de hacerlo, es antes de las vacaciones para evitar que se resquebraje.

Pero quizá, los mejores resultados se obtienen con un cuidado casero natural del cabello. Son remedios baratos y efectivos.
A continuación os enumero algunos de los muchos que hay:

Yema de huevo: Batir una yema de huevo, con una cucharada de aceite de aoliva y dos cucharadas de miel diluida con un poquito de agua. Aplicar desde raiz a puntas. Dejar actuar una hora y lavar el pelo de forma normal. El huevo, nos va a aportar de forma natural  vitaminas como: B5, B12, A, D, E, además de selenio, hierro, yodo, ácido fólico, colina. Las grasas grasas van a nutrir el cuero cabelludo, y los folículos pilosos. La miel y ell aceite nos van a nutrir el cabello aportando suavidad.

Yogurt: Aplicar un yogurt natural sin azúcar, a ser  posible ecológico, en el cuero cabelludo y resto de cabello con suaves masajes. Dejar actuar una hora y lavar. También podemos mezclar a partes iguales el yogurt con miel para potenciar aún más el efecto hidratante.

Aceite de almendras: mezclar un huevo, una cucharada de miel y una cucharada de aceite de almendras. Dejar actura 20 minutos y lavar. También podemos sustituir el aceite de almendras por aceite de coco, de Argán o de jojoba.

Banana: Hacer puré una banana madura (o plátano), mezclar con un huevo, tres cucharadas de miel, tres de leche y cinco de aceite de almendras. Dejar actuar unos 20 minutos y lavar.
Aguacate: Hacer un puré con un aguacate, añadir un huevo, una cucharada de aceite de oliva y dos cucharadas de mahonesa. dejar actura unos 30 minutos y lavar.



Consejos: si tenéis la raiz grasa, no abuséis de estas mascarillas, puesto que son muy hidratantes. Es recomendable que una vez aplicada la mascarilla os coloquéis una toalla caliente o un gorro de plástico y envolver en papel de aluminio. Los tiempos de reposo son estimados, al ser mascarillas naturales no pasaría nada si las dejáis en el cabello más tiempo del indicado.
No olvides que, una dieta equilibrada y hábitos saludables, son una de las mejores maneras naturales de cuidar nuestro cabello.

Os deseo un feliz día!!