viernes, 13 de enero de 2017

Aguacates rellenos de atún y piña




























¿Qué tal amig@s? A punto de finalizar la semana y, aunque el día hoy no acompañe para tomar un plato frío, os traigo una receta ya clásica en mi casa: Aguacates rellenos de atún y piña.
Es un plato muy socorrido, ya que podéis prepararlo con antelación y está aún más sabroso cuando han transcurrido unas horas.
El aguacate es una fruta tropical con muchísimas propiedades. Bien es cierto, que se debe consumir con moderación, especialmente personas con sobrepeso, puesto que es más calórica que otras frutas.
El aguacate contiene, entre otros, Omega 3, vitaminas E, A, C, K, D y B, además de ácido fólico muy importante en el embarazo y también es una fuente importante de fibra.
Añadiéndole la piña vamos a facilitar la digestión gracias a su enzima Bromelaína que nos ayuda a digerir las proteínas y grasas. Así mismo, la piña e también diurética y desintoxicante.

Los ingredientes que necesitáis son:

- 4 aguacates maduros.
- 3 rodajas de piña en su jugo (sin azúcar añadida) o mejor aún natural.
- 1 tomate grande maduro.
- 1 lata grande de atún o bonito.
- 3 cucharadas de mahonesa.
- El zumo de medio limón.
- 1 cucharada de ketchup o tomate frito.
- Cebollino para decorar
- 1 Cebolla pequeña (opcional mirad abajo comentarios).

Procedimiento:

Vaciamos los aguacates con la ayuda de una cuchara y los troceamos. Regamos con el zumo del limón. Lavamos bien el tomate y lo cortamos en cuadrados. Picamos las rodajas de piña. Lo mezclamos todo y añadimos el atún. Salamos ligeramente y añadimos la mahonesa y el tomate. Removemos con cuidado, rectificamos de sal y los metemos en la nevera. Servir fríos acompañados de cebollino fresco.



Comentarios:

No me gusta tomar a menudo mahonesa, por lo que a veces preparo esta receta con humus. También alterno entre el atún y el salmón ahumado o marinado con el que quedan deliciosos. Otra opción es añadir gambas, langostinos cocidos, palitos de surimi o bien taquitos de jamón york.
La cebolla no la usé en esta ocasión puesto que los tomamos para cenar y me resulta bastante indigesta en crudo, como alternativa le pongo el cebollino fresco.
La piña que os sobre podéis conservarla en la nevera junto con su jugo en un envase hermético para usarla en vuestras recetas o tomarla como postre. Anoche, por ejemplo, me hice una ensalada de quinoa y le añadí una rodajita de piña y estaba deliciosa.

Disfrutad del finde y nos vemos por aquí la semana que viene. Bye!

0 comentarios:

Publicar un comentario