miércoles, 8 de marzo de 2017

Rollitos de berenjena con ricotta y nueces

¡Ya estamos por aquí de nuevo con otra rica recetita! En esta ocasión le dedicamos un homenaje a la cocina italiana con unos Rollitos de Berenjena rellenos de ricotta y nueces. La berenjena es muy versátil en la cocina, podemos prepararla de mil y una maneras y además tiene muchas propiedades nutricionales; es antioxidante, rica en potasio, cobre, ácido fólico y magnesio. Además contiene muy pocas calorías y tiene un alto contenido en agua, por lo que es muy saciante y por ello se recomienda en dietas de adelgazamiento. Lógicamente esta receta no es baja en calorías ya que lleva varios tipos de quesos pero UN DÍA ES UN DÍA y nos podemos dar un capricho de vez en cuando ¿no?. No me entretengo más y os pongo mi versión de este plato y espero que os guste.

Con estos ingredientes tenéis para unos 13 rollitos.

Ingredientes para la salsa de tomate casera:

- 8 tomates.
- Ajo en polvo.
- Aceite de oliva virgen.
- Hierbas provenzales.
- Sal
- Una cucharadita de azúcar o xilitol (opcional).

Ingredientes para el relleno:

- 1 Berenjena grande
- 1 tarrina de ricotta o requesón de unos 200 g
- 2 cucharadas de queso de untar light.
- Queso Grana Padano rallado.
- 4 ó 5 tomates secos hidratados.
- Un puñado de nueces.
- Orégano.
- Sal.

Preparación de la salsa:

Lavamos bien los tomates, los pelamos y troceamos. Ponemos una cucharadita de aceite de oliva en una sartén y antes de que esté muy caliente echamos los tomates troceamos. Vamos removiendo y triturando de continuo para que no se nos peguen. Cuando estén casi listos, añadimos un poco de sal, el ajo y las hierbas provenzales. Cocinamos un par de minutos más y rectificamos de sal. Añadimos el azúcar si queremos equilibrar la acidez. A continuación, pasamos la salsa por pasapuré y reservamos.

Preparación del relleno y de la berenjena:

Echamos la ricotta en un bol y mezclamos con el queso de untar. Después, añadimos el orégano, los tomates secos cortados e hidratados (en comentarios os dejo cómo hacerlo), las nueces previamente trituradas y un poco de sal.
Refrigeramos la pasta resultante y mientras vamos preparando la berenjena. Para ello la lavamos bien y la partimos en láminas muy finas, podemos ayudarnos de una mandolina.
A continuación, ponemos un poco de aceite de oliva virgen en una sartén y, cuando esté bien caliente, vamos dorando las láminas de berenjena. Tenemos que tener mucho cuidado de que no ses nos quemen ya que son muy finitas.
Una vez que las tengamos asadas, vamos tomando una cucharada de relleno y enrollamos las berenjenas sobre si mismas hasta formar un rollito. Las ponemos en una fuente y servimos con la salsa de tomate y el queso Grana Padano por encima.

Comentarios:

Se trata de un plato semi-frío, lo ideal es servir con la salsa de tomate bastante caliente.
Si no encontráis Grana Padano rallado comprad una cuña y ralladlo en el momento o bien sustituir por otro queso tipo Emmental aunque tendrá un sabor más dulzón.
Los tomates secos los suelen vender en bolsas o sueltos. Para hidratarlos y conservarlos lo mejor es ponerlos en agua hirviendo y cuando estén hidratados, conservarlos en la nevera en un tarro de cristal lleno de aceite de oliva. Tienen un sabor contundente por eso tened cuidado con las cantidades de sal que añadáis al queso y al tomate. Las berenjenas se asan sin sal para no abusar.

Espero que os haya gustado y que disfrutéis de una magnífica semana. Un abrazp.

Alicia

0 comentarios:

Publicar un comentario