lunes, 16 de abril de 2018

Empanadillas de Zarangollo murciano

Receta empandillas de calabacín
¡Buenos días! ¿Qué tal habéis empezado la semana? Yo cargada de energía y con mil proyectos en marcha. De momento, para dejaros con buen sabor de boca y empezar el lunes con ganas, os traigo otra nueva receta que, estoy segura, os va a gustar. Si no tenéis nada pensado para la cena  y os apetece comer algo sano y rico, podéis preparar estas deliciosas empanadillas de calabacín con cebolla y huevo (Zarangollo) que se preparan bastante rápido. Además, van hechas al horno, por lo que evitaremos las insanas frituras cargadas de ácidos grasos saturados. Además, si os sobran, se pueden consumir perfectamente en buenas condiciones hasta dos días después de preparadas, están buenísimas incluso frías.
En el blog tenéis la receta del zarangollo murciano en este enlace, pero en esta ocasión, tiene unos pequeños cambios.
Vamos a ver los ingredientes que nos hacen falta para preparar 16 empanadillas.


receta empanadillas de calabacín
Ingredientes

- 1 Calabacín grande
-1 Cebolla mediana
-2 Huevos + 1 para pintar
-Hierbas provenzales, sal y aceite.
-16 Obleas grandes de empanadillas
-Sésamo para decorar.

Preparación

Precalentamos el horno a 200 º C.
Pelamos el calabacín y lo troceamos, preferiblemente con una mandolina para que el grosor de las rodajas sea fino y el calabacín tarde menos en hacerse, reservamos. Pelamos y troceamos una cebolla. Ponemos en una sartén un poco de aceite de oliva de buena calidad. Echamos la cebolla y salamos ligeramente. Cuando empiece a transparentar, incoporarmos el calabacín.
Dejamos rehogar unos minutos y cuando esté listo, apagamos el fuego e incorporamos los dos huevos, removemos y que se vayan haciendo con el calor residual, rectificamos de sal y añadimos unas hierbas provenzales.

Dejamos enfriar ligeramente el zarangollo. Forramos la bandeja del horno con papel de hornear o aislante de silicona y vamos rellenando las obleas de las empanadillas con una cucharada del zarangollo. Cerramos cada empanadilla con la punta de un tenedor haciendo presión.

Batimos un huevo con un pelin de sal y pintamos las empanadillas. Finalmente las decoramos con semillas de sésamo.

Horneamos las empanadillas a 200º C, calor arriba y abajo sin aire, durante 15-20 minutos, vigilando que no se quemen.

Dejamos enfriar un poco antes de comerlas. Muy calientes no se aprecia bien el sabor, es mejor dejar reposar las empanadillas unos minutos, si es que sois capaces de no tiraros a por ellas, creedme que es difícil.

Un abrazo y espero vuestros comentarios.

receta empanadillas de calabacín
Antes de hornear
receta empanadillas de calabacín
¡¡Listas para atacar!!


2 comentarios:

  1. Q pinta por favor! Y bien sencillas de hacer, me guardo la receta para probarlas!!

    ResponderEliminar
  2. ¡A qué sí! Pues cuando las hagas me cuentas. Tú siempre me animas José, besos.

    ResponderEliminar